Esta usted en:

Fiestas


La vida festiva de Canena tiene como referentes principales la celebración de los festejos de los Patronos, San Marcos, el 25 de abril, y la Virgen de los Remedios, popularmente conocida como la Virgen de agosto.

En las fiestas de la Virgen, junto al espíritu religioso, prevalece el sentido lúdico con el que se recibe y agasaja a los emigrantes que por esas fechas veraniegas regresan a su pueblo de vacaciones. La fiesta religiosa, con la procesión de la imagen de la Virgen –bella talla del escultor Navas Parejo–, junto a las verbenas populares, dan cuerpo a las celebraciones festivas del estío en Canena.

A finales de abril se celebran las fiestas en honor de San Marcos, cuya imagen, según cuenta una tradición perdida en la memoria de los tiempos, si bien ya se da noticia de ella en el siglo XVII, tuvo que ser procesionada por los campos de Canena para librarlos de una feroz plaga de langostas. El santo evangelista oyó las rogativas que desde el pueblo le hacían, obrándose entonces el milagro de que los insectos fueran sucumbiendo al paso de la procesión. Desde entonces, en acción de gracias, se hizo en Canena un solemne voto por el cual en el día de la festividad de San Marcos se haría fiesta solemne junto a la ermita del Patrón en las afueras del pueblo, con procesión y misa. El hermano mayor de la Cofradía estaría obligado a dar una limosna repartida entre todos los asistentes a la fiesta, consistente en seis fanegas y media de trigo hecho harina y amasado en pan, y dos arrobas de queso. En el voto se estipulaba que los vecinos, por su parte, acudirían a la procesión todos descalzos, ya fueran hombres o mujeres, y ese día no comerían carne.

En la actualidad, de aquel antiguo voto por el que se comprometía el Prioste de la Cofradía a repartir pan entre los asistentes a la fiesta, nos ha quedado la tradición de los “roscos de la caridad”, los cuales, en los días previos a la fiesta, son preparados por los vecinos más jóvenes y cocidos en los hornos de la localidad. Después serán colocados todos en una habitación convenientemente preparada, que cada año presta para tal efecto un vecino, y que es conocida como la “Sala de la Caridad”. El día previo a la fiesta del Patrón será llevada su imagen a esta sala para que bendiga los roscos, y al día siguiente, 25 de abril y fiesta mayor, volverá a ser procesionada la imagen del Santo para que bendiga los campos, y al pasar por la “Sala de la Caridad” le será entregado por el hermano mayor de Cofradía un rosco especialmente amasado y cocido con tal motivo. Una vez que la imagen del Patrón ha retornado a la iglesia, se repartirán los roscos entre todos los presentes. En estos últimos años el auge de la fiesta es tal que son preparados más de once mil roscos.

Sin las amplias connotaciones de antigua tradición, como la de San Marcos, se celebra en mayo la festividad de San Isidro, en la que participan los agricultores, procesionándose al Santo Labrador hasta un extremo del pueblo para bendecir los campos.




Ayuntamiento de Canena

Información Legal | Accesibilidad